Detectar si mi hijo tiene Autismo (TEA)

Muchos de vosotros habréis oído hablar del AUTISMO, un trastorno que cómo padres muchos temen y otros pasan los primeros meses de sus hijos alertados por ello. Antes de explicaros cómo detectar si mi hijo tiene autismo, vamos ha hablar de lo que es el TEA.

¿Qué es el Trastorno del Espectro Autista o TEA?

Para aquellos que no sepáis lo que es el Trastorno del Espectro Autista, más comúnmente conocido como TEA, os informo que es un trastorno generalizado del desarrollo (TGD), de tipo neurobiológico y posiblemente de origen prenatal, que afecta a la persona durante toda su vida. Es caracterizado por las dificultades que se producen en las interacciones sociales, los problemas en el desarrollo del leguaje expresivo y comprensivo, la inflexibilidad mental y comportamental, la falta de expresión de emociones hacía los demás, estereotipias o movimientos motores repetitivos y, por último, la aparición precoz del trastorno.

Os diré que, aunque el TEA no sea algo que se pueda “curar”, mediante la intervención adecuada de profesionales y el trabajo desde casa y en el colegio, el menor puede tener una vida totalmente funcional y adaptativa. Para ello, uno de los factores más importantes a tener en cuenta es saber “leer” las señales de alerta que durante los primeros meses y años de vida nos dirán si tenemos que llevar a nuestro hijo/a a un profesional para su evaluación.

*IMPORTANTE* La detección e intervención temprana del trastorno tienen efectos positivos sobre el pronóstico de los niños con TEA. Si el diagnóstico precoz va seguido de una intervención temprana, el pronóstico será aún mejor.

Aunque no se sabe con exactitud la prevalencia del autismo, está claro que se trata de uno de los trastornos más frecuentes que afectan al desarrollo en la infancia temprana, los casos de niños con autismo han ido aumentando con el paso de los años, en mayor parte debido a la creciente aparición de modernos procesos diagnósticos e instrumentos de detección.

Señales de Alerta de TEA en los primeros meses de vida:

El periodo de los 12 a los 36 meses de edad es muy importante en la aparición de síntomas, aunque existe la posibilidad de encontrar signos de TEA antes de los 12 meses. Los signos que pueden avisar de un posible diagnóstico de TEA son los siguientes:

Foto detectar hijo autismo TEA

Antes de los 12 meses: 

➡️ Escaso contacto ocular;

➡️ Poco uso de la mirada dirigida a personas;

➡️ No muestra anticipación cuándo se le va a coger;

➡️ Falta de interés en juegos interactivos simples (como el “cucú-tras”);

➡️ Falta de sonrisa social.

A partir de 12 meses:

➡️ Dificultad para dirigir su mirada en la dirección en que mira otra persona;

➡️ No alterna la mirada entre un objeto y el adulto (ausencia de atención conjunta);

➡️ No mira hacia donde señalamos;

➡️ No responde cuando se le llama por su nombre;

➡️ Ausencia de imitación espontánea;

➡️ Tono muscular, postura y movimientos fuera de lo normal;

➡️ No balbucea y no hace gestos para comunicarse (como señalar o decir adiós con la mano);

➡️ No muestra objetos;

➡️ Respuesta inusual ante determinados estímulos auditivos;

➡️ Ausencia del balbuceo comunicativo, como si conversara con el adulto.

Entre los 18 y los 24 meses: 

➡️ No señala con el dedo para compartir un interés;

➡️ Dificultad para seguir la mirada del adulto; no dice palabras sencillas;

➡️ Retraso en el desarrollo del lenguaje comprensivo y/o expresivo;

➡️ No imita ni repite gestos o acciones que otros hacen; tiene formas repetitivas de juego (alinear cosas, abrir y cerrar…);

➡️ Ausencia de juego simbólico (usar objetos para representar situaciones en el juego);

➡️ No suele mostrar objetos; no responde cuando se le llama; falta de interés por relacionarse con otros niños o hermanos;

➡️ Tiene pocas expresiones de afecto positivo; 

➡️ No dice frases espontáneas de dos o más palabras;

➡️ Antes usaba palabras, pero ahora no conversa con el adulto;

➡️ Intereses restringidos y movimientos repetitivos;

➡️ Se fija visualmente en ciertos estímulos u objetos;

➡️ Reacciona de forma desmedida a sonidos u otros estímulos del ambiente.

Esta información pretende servir de guía para poder localizar las señales de alerta del TEA a edades tempranas, no tiene la función de servir como diagnóstico. Para ello, es muy importante acudir a un profesional que pueda realizar la evaluación específica de este trastorno, en este caso podemos ofrecerte desde Emocional y Mente una Psicóloga infantil en Albacete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.