Saltar al contenido

El Termómetro de las emociones

Actividad para expresar y regular las emociones en niños.

Termómetro de las Emociones

¿Qué es el Termómetro de las Emociones?

El termómetro de las emociones o termómetro emocional es un recurso visual que ayuda al aprendizaje de las habilidades para identificar y definir las emociones, esta herramienta puede guiar a vuestros hijos/as en su desarrollo y gestión emocional.

Cuando aprendemos a comprender nuestras emociones, nos resulta más sencillo entender las de los demás, nos ayuda a gestionar lo que sentimos de una manera adecuada y a establecer relaciones sociales más sanas.

Este termómetro es una escala visual formada por 3 intensidades (poco, medio y mucho), los niños pueden expresar qué emoción y con qué intensidad la sienten y poder regularla hasta conseguir un nuevo estado de calma.

¿Cómo funciona el Termómetro de las Emociones?

A continuación te contamos las instrucciones del Termómetro de las Emociones paso a paso:

  1. Descarga el termómetro  o crearlo vosotros mismos con las imágenes que más os gusten. Más abajo os dejo 2 opciones distintas ya diseñadas para que podáis descargar.
  2. Explorar juntos el material, poned el nombre de cada emoción a las diferentes imágenes, colorear y recortar. Antes de comenzar debemos explicarles a los más pequeños que las emociones se gradúan por distintas intensidades (en este caso, poco, medio y mucho) y que dependiendo de la situación sentiremos distintas intensidades de esa emoción, puedes como adulto poner algún ejemplo propio de cuando has experimentado distintas intensidades de una misma emoción.
  3. Utilizarlo primero como juego algunas veces, para que el niño entienda bien su funcionamiento, deberéis practicarlo, yo os aconsejo una vez al día, hablar sobre las situaciones o emociones que habéis sentido durante ese día.
  4. Cuando ya dominamos su utilización, ponerlo en práctica siempre que necesitéis regular una emoción y expresarla de forma adecuada, utilizando el termómetro para volver a un estado de calma y hablar de lo que sentimos, de lo que nos ha sucedido y la mejor forma de solucionarlo. 

    “Ejemplo; Hoy Mario a llegado a casa enfadado, nos acercamos junto a él a nuestro termómetro, él elegirá la emoción y la colocará en la intensidad que siente, hablaremos sobre por qué se siente así, que ha sucedido y por que ha elegido esa intensidad. Después, respiraremos profundamente para relajarnos y buscar una solución, hasta que Mario coloque la emoción en la parte más baja del termómetro, lo que significará que esa emoción ya está regulada.”

  5. Con el tiempo, se puede convertir en un lugar para identificar, regular y desenlazar las diferentes emociones.

Descarga el Termómetro Emocional

Desde el Material EmocionalyMente, podéis obtener el material descargable gratuito para poder realizar esta actividad con vuestros hijos e hijas. Os proporciono dos plantillas distintas para que podáis elegir la que más os guste o que os sirvan de inspiración para crear las vuestras propias.

Aparte del Termómetro de las Emociones, otra buena herramienta para reforzar la gestión e identificación emocional de los más pequeños es a través del juego del dado emocional, otra actividad que permite el desarrollo de la inteligencia emocional en tus hijos de forma lúdica y divertida.

¿En que situaciones se debe utilizar el termómetro de las emociones?

En todas aquellas situaciones que requieran identificación o regulación emocional, indistintamente de donde se hayan producido (en el colegio, el parque, en casa…).

Se puede utilizar cuando el niño no sabe identificar qué emoción siente, ya que existen situaciones en las cuales puede haber emociones que se nos mezclen, como suele pasar con el enfado y la tristeza (pueden venir unidas, pero también pueden darse por separado).

Por otro lado, el termómetro de las emociones es muy beneficioso en situaciones de desregulación emocional, esos momentos en los que el niño tiende a llevarse su emoción siempre a lo alto del termómetro (intensidad mucho).

Además, nos ayuda a mejorar la comunicación en familia, fomentando que el menor pueda expresar tanto lo que siente como lo que le sucede en su día a día, y a resolver las situaciones complicadas buscando entre todos soluciones y alternativas para llegar a la calma.

Beneficios del Termómetro de las Emociones en niños

  • Mejora la identificación de las propias emociones y las de los demás.
  • Sirve como apoyo para expresar las emociones y comunicar las situaciones que vive el niño.
  • Ayuda a encontrar soluciones o alternativas a situaciones problemáticas del día a día.
  • Permite aprender a regular las emociones, en primer lugar identificando su intensidad y colocándola donde debe ir, después gestionando esa emoción hasta regresar a un estado de calma.
  • Ayuda a la comunicar la emociones de forma no verbal, puede beneficiar a niños que tengan dificultades a ahora de comunicarse, como en el caso de los niños con Autismo, TEL (Trastorno Específico del Lenguaje), mutismo… 
Psicóloga Infantil Gloria López en Albacete
Gloria López | Psicóloga Infanto-Juvenil de Emocional&Mente

¡No olvides compartir esta publicación si te ha gustado o te ha servido de ayuda!

¡Muchas gracias!
Compartiendo este artículo contribuyes a que sigamos creando contenido, herramientas y aportando información psicológica que sirva de ayuda a familias, niños y adolescentes.