Saltar al contenido
Psicología Adolescentes en Albacete

Psicología para Adolescentes en Albacete

Como Psicólogas, ayudamos a los Adolescentes a resolver los diversos problemas que surgen en esta etapa de una forma muy cercana y empática.

5/5

¿Cómo trabajamos con los Adolescentes?

La adolescencia es la etapa que va desde la infancia hasta la edad adulta. Esta etapa, muchas veces tortuosa, conlleva un periodo de cambio, de establecimiento de la propia identidad y de evolución hasta lo que será su yo adulto, por ello hay que prestar atención a las dificultades que se puedan presentar en ella.

Desde Emocional&Mente trabajamos junto a los adolescentes y sus familias las problemáticas que puedan ir surgiendo en esta etapa tan compleja. El principal objetivo es crear un ambiente de confianza, un lugar seguro donde los adolescentes puedan expresarse con total libertad y cuenten abiertamente lo que les ocurre. Se irán abordando todas aquellas dificultades que ocasionan el malestar del adolescente de una forma cercana, sin prejuicios y empática.

El primer paso comienza con la realización de una entrevista inicial, que se tendrá con los padres y/o el adolescente. A continuación se explorarán todos aquellos aspectos importantes que rodean al adolescente y su entorno familiar y social. Se intervendrá con una frecuencia de sesiones semanales y se irán marcando objetivos alcanzables para el avance del menor. Estas sesiones pueden ser individuales, con los progenitores o familiares, dependiendo de las necesidades del caso, para así poder mejorar la dinámica familiar y proporcionar a los padres las herramientas y la información  necesarias para ayudar a su hijo/a.

«Trata a las personas como si fueran lo que tendrían que ser y las ayudarás a convertirse en lo que son capaces de ser»
Johann Wolfgang von Goethe.

Beneficios de la Terapia de Psicología con Adolescentes

Nuestras Psicólogas de Adolescentes en Albacete

Nuestro centro de Psicología Emocional y Mente ofrece apoyo y orientación especializada a jóvenes y adolescentes. Nuestro objetivo es ayudarles a comprender y gestionar sus emociones, superar desafíos y promover su bienestar.

Trabajamos de manera individualizada, ofreciendo un espacio seguro y confidencial donde pueden expresarse libremente. Contamos con un equipo de psicólogas altamente capacitadas para abordar las necesidades específicas de cada adolescente. Si buscas apoyo profesional para tu hijo/a adolescente, estamos aquí para ayudar. Contáctanos para comenzar el camino hacia una vida emocionalmente saludable.

Psicóloga Infantil Gloria López en Albacete
Gloria López Sánchez | Nº Colegiada: M32294

«Mi habilidad con los adolescentes es afrontar los problemas de forma divertida, cercana y empática. 😊 
Hay que entender sus circunstancias y preocupaciones, que no se sientan juzgados ni atacados, intentar compartir gustos y aficiones para crear así un buen vínculo terapéutico que ayude a su progreso

Inma Psicóloga Emocional y Mente Albacete
Inmaculada Serrano Aroca | Nº Colegiada CM-02680

«Dedicada especialmente a la terapia psicológica con niños y adolescentes. Disfruto y me implico al máximo en mi trabajo, centrándome en comprender y ayudar a las familias y a los niños/adolescentes que acuden a consulta. Los valores fundamentales que guían mi práctica son el respeto, el cuidado y la empatía.»

Mercedes Psicóloga EmocionalyMente Albacete
Mercedes Ochando | Nº Colegiada: CM- 02770

«Especializada en trastornos neuropsicológicos, emocionales e infanto-juveniles. Desde pequeña supe que quería ayudar a las personas, y descubrí mi pasión por trabajar con niños y adolescentes. Su creatividad, cercanía, cariño y entusiasmo me permiten conectar de manera especial con ellos.»

Vero M
Vero M
2024-01-16
Mercedes ha sido un encanto, cercana, de gran ayuda para mi hijo y para nosotros. Él ha estado muy a gusto y disfrutaba hablando con ella. La recomiendo sin duda
Vicenta Gomez
Vicenta Gomez
2023-11-08
Nos lo recomendó un amigo y mi hijo no quería acudir a un psicólogo, decía que no le podrían ayudar, pero después de la primera visita salió muy contento y esperando que llegase la siguiente visita. Después de casi un año le han dado el alta, la verdad es que a sido de gran ayuda pues en casa ya no sabíamos cómo ayudarle. Muchísimas gracias Inma por tu profesionalidad y por ser una bellisima persona. Ya sabemos a que puerta llamar si volvemos a necesitar ayuda. Totalmente recomendado.
Paqui Retamosa Jimenez
Paqui Retamosa Jimenez
2023-10-28
Mi hija necesitaba ayuda y las conoció a través de unas charlas, nos pidió ir a verla y llevamos aproximadamente 9 meses y estamos encantados. Gran profesional y muy buena gente. Lo más importante es que nuestra hija sale muy contenta y la está ayudando mucho y a nosotros también. Gracias Gloria.
Constantino Fresco
Constantino Fresco
2023-10-27
Es una gran profesional, en todo momento su ayuda ha sido de gran utilidad. Nuestra hija va encantada y se notan los progresos. Totalmente recomendable
ELENA MARTINEZ YOUNG
ELENA MARTINEZ YOUNG
2023-09-29
Gloria es muy profesional y muy buena y cariñosa con los niños. Mi hija enseguida confiaba en ella y había mucha comunicación entre gloria y nosotros.
Elena Martinez nieto
Elena Martinez nieto
2023-07-28
La adolescencia es una etapa crítica en la crianza de nuestros hij@s, Gloria nos ayudo a entender el proceso que estaba pasando nuestra hija y así saber acompañarla desde la compresión y el cariño, aunque aún nos queda camino tenemos ahora herramientas y ganas de estar ahí con la paciencia que se merecen nuestros adolescentes. Un abrazo y mucho ánimo para los padres que como yo seguimos en el proceso
Sil Vita
Sil Vita
2023-07-12
La experiencia con Inma inmejorable!! Mi hijo conecto con ella desde el minuto uno ,y estaba deseando que llegaría el día para ir.Gracias a su trabajo en consulta y ejercicios que nos mandaba para casa mejoro bastante rápido,así que contentismos.
Juan Ángel Moya
Juan Ángel Moya
2023-07-03
¡No hemos podido tener más suerte con conocer a Gloria! No sabíamos dónde encontrar la ayuda que buscábamos y lo hicimos a través de las reseñas de su clínica y no nos defraudó. Empatizamos desde el primer momento, siempre con esa sonrisa tan sincera que hace que no te sientas extraño y puedas confiar en las palabras tan acertadas que te dice. ¡Muchas gracias por tu trabajo y dedicación vocacional!
María Isabel Sánchez González
María Isabel Sánchez González
2023-07-03
Gloria es una gran profesional, cercana y atenta. Sabe cómo ayudar y orientar. Siempre recomiendo su consulta tanto por mi experiencia personal como por las de otras personas que conozco.
Noemi Villar Prieto
Noemi Villar Prieto
2023-03-17
No podemos estar más contentos con Gloria, una gran profesional, nos ha ayudado muchísimo, llegando a resolver la causa por la que decidimos acudir, en muy poco tiempo, además mi niña está deseando ir a su consulta 🤍

Ayudamos a Adolescentes con problemas de:

Descubre Nuestra Clínica de Psicología para Adolescentes

Nuestro centro está lleno de color y personalidad, creando un ambiente acogedor y estimulante para nuestros jóvenes pacientes. Nos preocupamos por crear un espacio que transmita alegría y comodidad, lo que contribuye a generar un entorno propicio para el crecimiento y el bienestar emocional.

Reproducir video acerca de Consulta de Psicología Infantil y Adolescentes en Albacete - Emocional y Mente

¿Cómo saber si mi hijo/a adolescente necesita ayuda de Psicólogos?

Hay varias señales de alerta que pueden indicar que un adolescente necesita ayuda psicológica, su si hijo o hija presenta una o varias de las siguientes situaciones no duden en acudir a un Psicólogo especializado en Jóvenes para una valoración:

Psicología de Adolescentes en Albacete - Emocional y Mente

Procesos en la Terapia Psicológica con Adolescentes

A continuación queremos explicaros los procesos en la Terapia con Adolescentes en Emocional y Mente. Estos procesos se dividen en cuatro apartados. Detección, evaluación e intervención en sesiones personalizadas y de forma presencial que abordaríamos en nuestra consulta de psicología para Adolescentes en Albacete, proporcionando un horario de citas amplio y que pueda acomodarse a la disponibilidad de las familias. El acompañamiento familiar es esencial y uno de los pilares fundamentales en todo el proceso terapéutico.

1. Entrevista Inicial

Primera toma de contacto con las familias, hablamos sobre la problemática que os trae a consulta, línea de vida y os damos una orientación sobre cómo debemos trabajarla, el método que mejor se adapta al caso… etc, en definitiva, conocernos!

Totalmente gratuita y sin compromiso.

2. Evaluación

Exploramos todos aquellos aspectos importantes que rodean al adolescente, ya sea familiar, escolar, social y/o de su entorno.

Realizamos diferentes pruebas y test con el objetivo de detectar qué es lo que está interfiriendo en la vida del menor, y su origen. Los resultados son entregados en un informe final en el que se refleja el diagnóstico y los objetivos a trabajar en la intervención.

3. Intervención

Si fuera necesaria la intervención, se fija una consecución de objetivos terapéuticos a trabajar con el menor, la asiduidad de las sesiones y su duración acorde a las necesidades del adolescente.

4. Seguimiento

Al finalizar el tratamiento, las sesiones de intervención son más esporádicas y espaciadas, con el objetivo de mantener los avances alcanzados y afianzarlos.

Para finalmente proceder al alta.

5/5

¿Buscas Psicólogos para Adolescentes en Albacete?

En Emocional y Mente te ofrecemos la ayuda que necesitas. ¡Realiza tu primera consulta informativa gratuita ahora y sin compromiso!

Consulta de Psicología Infantil Emocional y Mente

Existen varias situaciones en las que podría ser recomendable llevar a un adolescente al psicólogo. Aquí hay algunas señales de advertencia que podrían indicar la necesidad de buscar ayuda profesional:

Cambios significativos en el estado de ánimo:

Si notas que tu adolescente experimenta cambios drásticos en su estado de ánimo, como tristeza persistente, irritabilidad extrema, ansiedad o cambios repentinos en su nivel de energía, podría ser un indicio de que necesita apoyo emocional.

Problemas en las relaciones:

Si tu adolescente está teniendo dificultades para establecer y mantener relaciones saludables con amigos, compañeros de clase o miembros de la familia, la intervención de un psicólogo podría ser útil para abordar estos problemas de relación.

Problemas académicos:

Si tu hijo/a ha experimentado un deterioro significativo en su rendimiento escolar, tiene dificultades de concentración, falta de motivación o baja autoestima relacionada con su desempeño académico, la terapia puede ayudar a identificar y abordar las barreras emocionales o de aprendizaje subyacentes.

Conductas autodestructivas:

Si tu adolescente muestra signos de autolesiones, pensamientos suicidas o se involucra en comportamientos autodestructivos como el abuso de sustancias, es fundamental buscar ayuda profesional de inmediato.

Cambios en los hábitos alimentarios:

Si notas que tu hijo/a ha experimentado cambios significativos en su apetito o en su peso, y muestra preocupaciones excesivas por su apariencia física, es importante buscar ayuda para abordar posibles trastornos alimentarios o problemas de imagen corporal.

Traumas o eventos estresantes:

Si tu adolescente ha pasado por una experiencia traumática o ha experimentado un evento estresante importante, como la pérdida de un ser querido, un divorcio, abuso o bullying, el apoyo psicológico puede ser fundamental para ayudarlo a procesar y superar estas experiencias.

Recuerda que estos son solo ejemplos y cada adolescente es único. Si tienes dudas o preocupaciones sobre el bienestar emocional de tu hijo/a, es importante buscar la opinión de un profesional de la salud mental. Las psicólogas de Emocional&Mente pueden realizar una evaluación exhaustiva y determinar si se necesita terapia para abordar las preocupaciones específicas de tu adolescente.

La rama de la psicología que se enfoca en el estudio y tratamiento de los adolescentes se conoce como «psicología del desarrollo adolescente» o «psicología de la adolescencia». Esta área de estudio se centra en comprender los cambios físicos, cognitivos, emocionales y sociales que ocurren durante la adolescencia, así como en investigar los factores que influyen en el desarrollo y el bienestar de los adolescentes.

Los psicólogos especializados en trabajar con adolescentes pueden tener diferentes enfoques o enfoques terapéuticos, como la terapia cognitivo-conductual, la terapia familiar, la terapia de juego o la terapia de apoyo emocional. Estos profesionales están capacitados para abordar las cuestiones específicas que pueden surgir durante esta etapa de la vida, como la identidad, la autoestima, las relaciones interpersonales, el estrés, la toma de decisiones, entre otros.

Un psicólogo de adolescentes desempeña diversas funciones para apoyar el bienestar emocional y el desarrollo saludable de los adolescentes:

Evaluación y diagnóstico:

El psicólogo llevará a cabo una evaluación completa para comprender las preocupaciones y los desafíos específicos que enfrenta el adolescente. Esto puede implicar entrevistas, pruebas psicológicas y recopilación de información relevante de otros profesionales o miembros de la familia. El objetivo es obtener una imagen clara de la situación para ofrecer un diagnóstico preciso, si es necesario.

Terapia individual:

El psicólogo trabajará individualmente con el adolescente para abordar las preocupaciones emocionales, cognitivas o conductuales. Utilizando enfoques terapéuticos como la terapia cognitivo-conductual, terapia de juego o terapia de apoyo emocional, el psicólogo ayudará al adolescente a explorar sus pensamientos y emociones, desarrollar habilidades de afrontamiento efectivas y promover un cambio positivo.

Terapia familiar:

 En algunos casos, el psicólogo puede involucrar a los miembros de la familia en el proceso terapéutico. La terapia familiar puede ser útil para abordar dinámicas familiares disfuncionales, mejorar la comunicación y fortalecer las relaciones familiares. Esto puede ayudar a crear un entorno de apoyo y comprensión para el adolescente.

Asesoramiento escolar:

Los psicólogos de adolescentes pueden trabajar en estrecha colaboración con el entorno escolar para abordar problemas académicos, adaptación escolar, estrategias de estudio y problemas de comportamiento en el entorno educativo. Pueden brindar apoyo y orientación a los adolescentes, así como colaborar con los profesores y el personal escolar para implementar estrategias de intervención.

Trabajo en grupo:

En algunos casos, el psicólogo puede organizar sesiones terapéuticas en grupo donde los adolescentes pueden compartir experiencias similares, brindarse apoyo mutuo y aprender habilidades sociales y emocionales. Estas sesiones grupales pueden ser beneficiosas para fomentar la conexión social y la adquisición de habilidades sociales.

Prevención y educación:

Los psicólogos de adolescentes también pueden participar en actividades de prevención y educación, como impartir charlas en escuelas sobre salud mental, habilidades para la vida, prevención del suicidio, manejo del estrés, entre otros temas relevantes para los adolescentes.

No hay una terapia única que sea considerada la «mejor» para todos los adolescentes, ya que cada persona es única y puede responder de manera diferente a distintos enfoques terapéuticos. Sin embargo, hay varias terapias que se han demostrado eficaces para abordar las preocupaciones y desafíos comunes en la adolescencia. Algunas de las terapias más utilizadas y respaldadas por la evidencia son:

Terapia cognitivo-conductual (TCC):

Este enfoque terapéutico se centra en identificar y cambiar patrones de pensamiento negativos y comportamientos no saludables. Ayuda a los adolescentes a desarrollar habilidades de afrontamiento, resolver problemas y modificar creencias irracionales o distorsionadas. El TCC es la metodología usada principalmente en Emocional&Mente.

Terapia de apoyo emocional:

Esta terapia se centra en brindar un ambiente seguro y de apoyo donde los adolescentes pueden expresar y explorar sus emociones y preocupaciones. El terapeuta ofrece empatía, comprensión y orientación, lo que ayuda al adolescente a desarrollar una mayor autoconciencia y a encontrar formas saludables de lidiar con sus emociones.

Terapia familiar:

La terapia familiar implica la participación de la familia del adolescente en el proceso terapéutico. Se centra en mejorar las dinámicas familiares, la comunicación y la resolución de conflictos. La terapia familiar puede ser especialmente beneficiosa para abordar problemas familiares subyacentes que pueden estar afectando la salud emocional del adolescente.

Terapia de grupo:

En esta forma de terapia, los adolescentes se reúnen en un entorno grupal con otros jóvenes que enfrentan desafíos similares. La terapia de grupo brinda un espacio seguro para compartir experiencias, obtener apoyo mutuo y aprender habilidades sociales y emocionales.

Es importante recordar que la elección de la terapia depende de las necesidades individuales del adolescente y de la evaluación realizada por el profesional de la salud mental. Un enfoque terapéutico efectivo será aquel que se adapte mejor a las preocupaciones y metas del adolescente y que establezca una buena relación terapéutica.

La adolescencia se puede dividir en cuatro etapas generales basadas en los cambios físicos, emocionales y sociales que experimenta un individuo. Estas etapas son las siguientes:

Pre-adolescencia (10-13 años aproximadamente):

También conocida como «preadolescencia» o «prepubertad», es el período anterior al inicio de los cambios físicos y hormonales significativos. Durante esta etapa, los niños experimentan un crecimiento acelerado, cambios en la voz, desarrollo de vello corporal y cambios en la composición corporal. También pueden comenzar a experimentar cambios emocionales y sociales a medida que se adaptan a la transición hacia la adolescencia.

Adolescencia temprana (14-16 años aproximadamente):

Esta etapa se caracteriza por cambios hormonales más pronunciados y el inicio de la pubertad. Los adolescentes experimentan un rápido crecimiento físico, desarrollo sexual secundario, cambios en el cuerpo y en la estructura ósea. Durante esta etapa, también se producen cambios emocionales significativos, como la búsqueda de identidad y la exploración de nuevas relaciones y amistades.

Adolescencia media (17-19 años aproximadamente):

En esta etapa, los adolescentes continúan experimentando cambios físicos y emocionales, aunque a un ritmo más lento que en la adolescencia temprana. Se producen cambios en la maduración cerebral, la toma de decisiones y el desarrollo de habilidades cognitivas más sofisticadas. Los adolescentes también pueden enfrentar desafíos relacionados con la identidad, la independencia y la planificación del futuro, como la elección de carreras o la toma de decisiones sobre la educación superior.

Adolescencia tardía (20 años en adelante):

También conocida como «adultez emergente» o «juventud temprana», esta etapa marca la transición gradual hacia la edad adulta. Los individuos en esta etapa están experimentando un mayor nivel de independencia y asumiendo responsabilidades adultas, como trabajar, vivir de forma independiente y establecer relaciones significativas. Aunque técnicamente la adolescencia termina en esta etapa, la transición a la adultez puede llevar tiempo y cada persona la vive de manera diferente.

Es importante tener en cuenta que estas etapas son solo aproximadas y pueden variar según el individuo. No todos los adolescentes pasarán exactamente por las mismas etapas o al mismo ritmo, ya que el desarrollo humano es altamente individual y depende de diversos factores como el entorno, la genética y las experiencias de vida.

El proceso de maduración en los adolescentes puede variar de una persona a otra. Generalmente, se considera que la madurez en la adolescencia comienza con la pubertad, que es el período en el que ocurren cambios físicos y hormonales significativos. La pubertad generalmente comienza entre los 9 y 14 años en las niñas y entre los 10 y 16 años en los niños.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la madurez no se limita únicamente a los cambios físicos. La madurez emocional, social y cognitiva también es parte integral del proceso de maduración en la adolescencia. Estos aspectos de la madurez pueden variar en el tiempo y en la forma en que se desarrollan en cada individuo.

La maduración emocional implica el desarrollo de la capacidad de reconocer y manejar las emociones de manera adecuada, así como la adquisición de habilidades para regular el propio estado emocional.

La madurez social incluye el desarrollo de habilidades para establecer y mantener relaciones saludables, así como la comprensión de las normas sociales y la capacidad de interactuar de manera apropiada en diferentes contextos sociales.

La madurez cognitiva se refiere al desarrollo del pensamiento abstracto, la toma de decisiones racionales y la capacidad para reflexionar sobre las propias acciones y consecuencias.

Es importante tener en cuenta que la maduración en estos aspectos puede continuar durante la adolescencia y más allá, ya que el proceso de desarrollo humano es gradual y continúa hasta la adultez. Cada individuo tiene su propio ritmo de maduración y puede experimentar avances y desafíos en diferentes áreas en momentos diferentes.

Antes de iniciar la terapia, hay algunas cosas que puedes tener en cuenta para prepararte y aprovechar al máximo tu experiencia terapéutica. Aquí tienes algunos aspectos importantes a considerar:

Motivación y compromiso:

Es fundamental tener una motivación interna y un compromiso con el proceso terapéutico. La terapia requiere tiempo, esfuerzo y participación activa de tu parte. Estar abierto/a a explorar tus pensamientos, emociones y comportamientos, así como estar dispuesto/a a trabajar en el cambio, puede ser muy beneficioso para el progreso en la terapia.

Objetivos y expectativas:

Antes de comenzar la terapia, reflexiona sobre tus objetivos y expectativas. ¿Qué te gustaría lograr a través de la terapia? Comparte tus metas y expectativas con tu terapeuta para que puedan trabajar juntos/as para establecer un plan de tratamiento adecuado.

Confianza y empatía:

La relación terapéutica se basa en la confianza y la empatía mutua. Es importante encontrar un terapeuta con el que te sientas cómodo/a y en quien confíes. Puedes buscar recomendaciones, leer perfiles de terapeutas y realizar una sesión inicial para evaluar si te sientes conectado/a y seguro/a con el profesional.

Comunicación abierta:

La terapia es un espacio seguro para compartir tus pensamientos, emociones y preocupaciones. La comunicación abierta y honesta con tu terapeuta es fundamental. Expresa tus sentimientos, inquietudes o cualquier cambio en tus circunstancias para que puedan adaptar el enfoque terapéutico de manera efectiva.

Confidencialidad:

Es importante conocer la política de confidencialidad de tu terapeuta. La confidencialidad es un principio fundamental en la terapia y garantiza que lo que se comparte en las sesiones se mantenga privado, a menos que exista una situación de riesgo o se requiera compartir información según la ley o el código de ética profesional.

Paciencia y tiempo:

El proceso terapéutico lleva tiempo y no hay soluciones rápidas. Es normal que haya altibajos y momentos en los que te enfrentes a desafíos. Ten paciencia contigo mismo/a y con el proceso, y permite que la terapia se desarrolle gradualmente.

La terapia es un espacio seguro y confidencial en el que puedes explorar tus pensamientos, emociones y preocupaciones. Al tener en cuenta estos aspectos antes de comenzar la terapia, puedes establecer una base sólida para un proceso terapéutico efectivo y enriquecedor.

La terapia puede ser muy beneficiosa para los adolescentes en múltiples aspectos de su vida. Aquí hay algunas formas en las que la terapia puede ayudar a los adolescentes:

Apoyo emocional:

La terapia brinda un espacio seguro y confidencial donde los adolescentes pueden expresar y explorar sus emociones sin miedo a ser juzgados. Pueden aprender a identificar y manejar de manera saludable sus emociones, lo que les permite desarrollar una mayor autoconciencia emocional y mejorar su bienestar mental.

Desarrollo de habilidades de afrontamiento:

Los adolescentes a menudo enfrentan desafíos emocionales, académicos, familiares y sociales. La terapia les proporciona herramientas y estrategias de afrontamiento para lidiar con el estrés, la ansiedad, la presión de grupo y otros desafíos que puedan surgir. Aprenden a tomar decisiones más saludables y a desarrollar habilidades de resolución de problemas.

Mejora de la comunicación y las relaciones:

Los adolescentes pueden beneficiarse de la terapia al aprender habilidades de comunicación efectiva y construcción de relaciones saludables. La terapia puede ayudarles a desarrollar la capacidad de expresarse de manera clara y respetuosa, mejorar las relaciones con sus padres, compañeros y amigos, y establecer límites adecuados.

Manejo del estrés y la ansiedad:

La adolescencia puede ser un período de alto estrés y ansiedad debido a las demandas académicas, las preocupaciones sobre el futuro, la presión social y otros factores. La terapia puede enseñar a los adolescentes técnicas de relajación, estrategias de manejo del estrés y habilidades de regulación emocional para reducir la ansiedad y mejorar su bienestar general.

Exploración de la identidad y la orientación vocacional:

La adolescencia es un momento de exploración y descubrimiento de la identidad personal, los valores y las metas. La terapia puede proporcionar un apoyo valioso para que los adolescentes exploren su identidad, establezcan metas realistas y tomen decisiones informadas sobre su futuro académico y profesional.

Prevención y tratamiento de problemas de salud mental:

La terapia puede ayudar a identificar y abordar tempranamente problemas de salud mental como la depresión, la ansiedad, los trastornos de la alimentación, el abuso de sustancias y otros. El terapeuta puede trabajar en colaboración con el adolescente y su familia para desarrollar un plan de tratamiento adecuado y brindar apoyo continuo.

Cabe destacar que los beneficios de la terapia pueden variar según las necesidades individuales de cada adolescente. Un terapeuta capacitado puede adaptar el enfoque terapéutico según las circunstancias y los objetivos específicos de cada adolescente, brindándoles un espacio de apoyo para abordar sus preocupaciones y promover su crecimiento personal.

📄  Artículos relacionados con Adolescentes:

😜  Puede que te interese conocer nuestro servicio en Terapia Infantil.

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola, Bienvenido/a a Emocional&Mente
¿En qué podemos ayudarte?